Motos de tres ruedas

¿Es muy diferente la conducción de una moto de tres ruedas?

2560_3000

Los conductores más experimentados no querrán sustituir su modelo tradicional por nada del mundo, pero los menos hábiles en las dos ruedas se pueden decantar por otros modelos. ¿Es muy diferente la conducción de una moto de tres ruedas?

La motocicleta se presenta como uno de los mejores medios de transporte para moverse por cualquier núcleo urbano. Sus ventajas frente al coche son más que evidentes: menos consumo, mayor agilidad de movimientos e importante facilidad para aparcar.

A pesar de su practicidad, aún son muchos los conductores que prefieren desplazarse en vehículo debido al temor a perder el equilibrio en la moto y caerse, a no saber frenar, a deslizarse cuando el asfalto está mojado, etc. Todos estos miedos tienen fácil remedio utilizando una moto de tres ruedas, ya que este tipo de modelos ofrecen una mayor estabilidad en la conducción en comparación con los de dos ruedas.

Ventajas de las motos de tres ruedas

Además de la considerable estabilidad que hemos comentado anteriormente al atravesar por diferentes obstáculos de la calzada como alcantarillas, firme irregular, etc., las motos de tres ruedas por ende, también son más seguras. Esto se debe a la sencillez y comodidad con las que se conducen, ya que los puntos de apoyo sobre el asfalto son tres en lugar de dos. En su seguridad también influye el escudo frontal que incorporan, que suele ser de mayor tamaño que en el caso de los scooter de dos ruedas, y la posibilidad de inclinarse con más confianza.

Tanto en las curvas como en las glorietas notarás cómo estas motos de tres ruedas ofrecen un mayor aplome, algo que se verá incrementado si tienes la oportunidad de elegir un modelo que incorpora control de tracción.
Además, este tipo de motos también suelen incluir un estabilizador que permite detener el vehículo sin necesidad de que el conductor tenga que apoyar el pie en el suelo. Sin olvidarnos de sus frenos, que permiten detenernos con menos espacio gracias a sus sistemas combinados y ABS.

Las ventajas no sólo se reducen al plano técnico, sino que también muchos de estos modelos se pueden conducir con el carnet de coche (no es necesario el de motocicletas).

Aspectos para conducir una moto de tres ruedas

A la hora de manejar una moto de tres ruedas no se observan demasiadas diferencias respecto a un modelo común, excepto por su mayor inclinación y agarre a la calzada en cualquier circunstancia.

Si estás acostumbrado a moverte con una moto de dos ruedas, puede ocurrir que al principio tengas que acostumbrarte al nuevo vehículo, pero en general, los scooter de tres ruedas están diseñados para realizar las mismas maniobras y desplazarse igual que con otro de dos ruedas. En un primer momento habrá que habituarse al tacto, las reacciones y la ligera forma de conducción diferente del nuevo vehículo. A pesar de esta primera impresión, conforme se vayan realizando más kilómetros, la conducción se irá volviendo más cómoda y confiada.

El conductor de una moto de tres ruedas sentirá cómo los dos neumáticos, delanteros o traseros, se adaptan a la perfección a cualquier movimiento que se realice, así como a las particularidades de la carretera. Tanto es así que, según un estudio, este tipo de motos puede aguantar sin problemas inclinaciones de hasta 40 grados en las curvas.

Como contrapartida al conducir una moto de estas características podemos mencionar su mayor peso y tamaño en comparación con otro modelo de dos ruedas con la misma cilindrada, algo que puede reducir en cierta medida la agilidad para moverse entre el tráfico o para realizar determinadas maniobras. Otra desventaja es su alto precio, tanto en adquisición como en arreglo de averías o mantenimiento.

 

This entry was posted in 3.- Tips de Manejo, 5.-Novedades, Scooters, Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *